Ghost of Tsushima: Evento de presentación para el 16 de julio
09/07/2020
PlayStation 5: Primer vistazo a la portada física de los juegos
09/07/2020

Sony y el estudio Camouflaj nos traen a uno de los superhéroes del momento para poder meternos literalmente en la piel y armadura de Tony Stark. Sin llegar a ser un juego de realidad virtual sobresaliente, no me cabe la menor duda de que este es un auténtico regalo para el amante de Marvel y en especial de Iron Man.

Marvel’s Iron Man Vr es un videojuego en primera persona en el que sorprendentemente (por el tipo de juego que es) su fuerte incide en la narrativa. Lento y pausado durante gran parte de sus 12 niveles y con multitud de escenas de video, nos lleva a enfrentarnos a Fantasma, un villano sin escrúpulos que ha robado parte de las características del armamento que el mismo Tony Stark ha diseñado. No diremos más sobre el argumento, pero está muy bien hilado durante toda la partida, con algunos momentos memorables para la saga Marvel. Podremos defender objetivos, desactivar bombas y eliminar a cada enemigo que se interponga en nuestro camino, dejándonos con ganas de continuar capítulo tras capítulo. Esto se ve empañado por los excelsos tiempos de carga que hay entre escenario y capítulo. Realmente desesperante, sobre todo cuando te quedas a oscuras con el casco puesto durante más de 2 minutos de reloj.

Antes de nada cabe recordar que será necesario el uso de los PSMoves para poder jugar a este título. Ya sabemos que es un periférico obsoleto (son de la generación de PS3) pero el control de movimientos es bastante aceptable y funciona bien en la detección general. Sin embargo, la disposición de los botones no ayuda a realizar algunas complicadas combinaciones de movimientos mientras nos aparecen enemigos por todos lados. Un simple giro de muñeca puede marcar la diferencia entre lanzar el rayo láser o misiles. Gracias a la posición de nuestros brazos podremos avanzar (brazos mirando hacia abajo) o retroceder (brazos hacia delante). Para disparar basta con realizar el mismo movimiento de brazo que acompañe el apuntado y disparo hacia donde queramos. Pulsando doblemente el gatillo del PSMove saldremos impulsados durante el vuelo. También se pueden realizar ataques cuerpo a cuerpo cargando un puñetazo como lo daríamos en la vida real. No será fácil habituarse al sistema de vuelo y apuntado, pero con práctica conseguiremos ganar en rapidez y puntería.

Hemos dicho que el juego tiene una importante carga narrativa que se acompaña de momentos de diálogo y pausa, pero por supuesto vamos a tener también una carga significativa de acción bajo el casco de Iron Man que van a alargar la experiencia hasta las 8-12 horas, una duración claramente por encima de la media. El HUD resulta muy familiar, acompañado de una Friday que estará constantemente dándonos indicaciones para alcanzar nuestro siguiente objetivo. En esto, el juego es brillante y desde luego que para el fan del universo va a ser una experiencia apabullante sentir que no interpretas a Stark, sino que tú eres el mismo Tony Stark. Que miras hacia abajo y puedes ver las palmas de tus manos flameantes, la armadura metálica protegiéndote y las nubes frente a ti. Volar, atacar, alcanzar tu siguiente ubicación es una sensación indescriptible que se siente única.

Pero claro, no es oro todo lo que reluce. La realidad virtual es una tecnología que como el mismo Iron Man está empezando a tomar vuelo. Se nota la falta de libertad para todas las acciones, como si surcásemos los cielos bajo esos raíles de Bioshock Infinite. Esto no tiene por qué ser malo del todo, ya que una acción ligeramente acompañada y dirigida ayuda a la puesta en escena, pero esperamos que el siguiente salto que de la VR vaya en esa dirección por romper barreras jugables.

Hay cierto componente estratégico de mejoras de las habilidades de nuestro personaje. Tras cada capítulo obtendremos puntos que canjear por mejoras para personalizar nuestro traje, si bien es muy limitado y su impacto en el juego será anecdótico.

               Gráficamente es un título muy justo, y saliendo más de 3 años después de RE7 VR se esperaba que, un juego que ha contado con el apoyo de Sony, tuviera una mejor resolución y unos escenarios más ricos. Mucho océano, mucho paisaje vacío y la sensación de que todo lo que rodea a la acción y al personaje de Iron Man están de escaparate, como si solamente se hubiesen centrado en emular al detalle al protagonista. Las caídas de frames además de habituales son ligeramente molestas, esto es un casco de realidad virtual y los más propensos a los mareos sufren con este tipo de situaciones.

               El apartado sonoro es notable, con canciones y melodías épicas que vienen como anillo al dedo a la acción y otras más tranquilas para las zonas de dialogo y exploración. Además, tenemos el juego doblado al castellano.

               Resulta difícil elaborar una conclusión general sobre este juego, primero porque es muy irregular y dependiendo del nivel de exigencia del usuario puede variar la sensación al jugarlo y segundo porque hay un componente totalmente ligado al seguidor del universo de Marvel. Si te gusta Iron Man, seguramente alucines con la sensación de meterte bajo el casco del gamberro de Stark. Si no es el caso, mi recomendación es que pruebes la demo para ser consciente de las limitaciones técnicas que presenta el videojuego.

A %d blogueros les gusta esto: