Anunciados los Games with Gold de diciembre de 2020
25/11/2020
Dreams anuncia la segunda edición de los premios Impy Awards
25/11/2020

En el año 2018 llegaba de la mano de la división Asobi Team de Japan Studio Astro Bot Rescue Mission para la realidad virtual de Play Station 4, uno de los mejores videojuegos que he tenido el placer de jugar en toda mi vida, el mejor homenaje que se le podría hacer a los Mario Bros, Donkey Kong, Sonic y compañía. Quizás por ello tenía el listón tan alto que no me pilla por sorpresa este lanzamiento. Un lanzamiento que lejos queda de ser una simple demo de cortesía preinstalada en el sistema. Esto está más cerca de ser aquel Alex Kidd que nos venía preinstalado en nuestra Master System que de una demo con la que pasar los primeros minutos de vida de la nueva consola. Esto, aunque corto, es un juego brillante, nostálgico y una carta de presentación del poder que va a tener en esta generación Sony con su Play Station 5.

Porque Astro’s Playroom es mucho más que un juego, y en sus alrededor de 3-4 horas de duración tiene tiempo para mostrarnos todas las virtudes del nuevo sistema. Como ya hiciera el equipo de Asobi en el año 2013 con la salida de Play Station 4 y aquel The Playroom (en el cual enseñaban las capacidades de la cámara y su realidad aumentada o el panel táctil del DualShock 4) se encargan de dar el pistoletazo de salida a la nueva generación con un videojuego de plataformas sin mucho misterio en lo narrativo, con unos sólidos 60 frames por segundo y una resolución nativa 4K, de muy corta duración y una dificultad bastante asequible.

El gran grueso del videojuego lo marcan tres pilares clave: lo rabiosamente divertido que es, la manera que tiene de presentar las nuevas características de la consola y el homenaje que realiza a todo el recorrido de la marca Play Station desde el año 1994 hasta el 2020 actual.

Divertido

Parece extraño alabar de un videojuego que sea divertido, pero muchos se pierden en su afán de dotar de realismo a los videojuegos olvidándose de la primera premisa de todos ellos, la diversión. Astro’s Play Room es divertido, animado, derrocha felicidad, humor, simpatía. Nuestro protagonista encaja perfectamente en la escena, desde el primer segundo en el que tenemos contacto con él en la plaza principal nos sentimos en total armonía y sintonía con él, ágil, frenético y escurridizo. Es esa alma de niño pequeño queriendo descubrir todo su entorno aunque a su paso deje todo patas arriba. Los diferentes mapas que hay en los 4 mundos nos trasladan a todo tipo de ecosistemas pasando de correr por la arena a patinar en el hielo, volar o trepar altas montañas. A nuestro paso recogeremos monedas que nos servirán (al igual que en Astrobot) para canjearlos por figuras e imágenes en una de las míticas máquinas de feria en el que manejamos un brazo con una pinza, solo que en esta máquina el brazo no deja caer el peluche al fondo de la urna cuando lo tenemos ya a punto de sacar.

Demo técnica

Astro’s Play Room pone en movimiento todas esas características ininteligibles de las que Mark Cerny nos lleva todo el año hablando. Ahora podemos comprender de qué iba todo ese rollo de los teraflops, la GPU o CPU. De hecho, cada una de las 4 áreas está representada por el sistema de refrigeración, la transmisión ultra rápida de datos, la CPU y la memoria.

Por un lado vamos a poder ver en acción el almacenamiento SSD. Para el jugador de Pc posiblemente no sea un gran salto pero en consolas resulta impactante cargar un mapa y estar dentro en cuestión de un segundo. Es más, Play Station 5 va un paso más lejos y nos permite desde el propio menú de la consola acceder directamente a la pantalla que deseemos del juego. Por poner un ejemplo, podemos saltar desde el menú de inicio (de la consola, insisto) al mapa 3-1 y plantarnos en segundos a jugar. Y por si fuera poco, la consola nos propone ir directamente a determinado mapa en el que tenemos pendiente de recoger artefactos u obtener un trofeo. Pero se puede rizar más el rizo, y es que tenemos la opción de ver un video explicando cómo lograr el coleccionable que nos falta sin tener que ir al navegador del móvil o a Youtube como hacíamos hasta ahora. Si buscamos la palabra comodidad en el diccionario, desde luego que nos aparecería Play Station 5. En una generación entera podemos estar hablando de días y días de ahorro gracias a todas las facilidades que nos vamos a encontrar para navegar, acceder y empezar a jugar.

Pero el gran invitado a esta fiesta no es el SSD (que también) sino el Dual Sense, el nuevo y revolucionario mando que se ha sacado de la manga la compañía nipona contra todo pronóstico tras años y años de ligerísimos añadidos a los Dual Shock. Esta vez Sony se enfunda el antifaz de Nintendo y saca pura magia, tanta como para poder decantar la balanza entre la difícil decisión de elegir una u otra consola.

Mucho se llevaba hablando en las últimas semanas sobre la retroalimentación háptica y los gatillos adaptativos pero es algo que difícilmente se puede expresar con palabras. Todo esto sumado a los motores y sensores internos que permiten sentir el peso en un lado u otro del mando así como una vibración que esta vez sí, no se va a quedar en una simple y brusca sacudida. Ahora los matices toman color, y tan importante será lo que vean nuestros ojos en pantalla como lo que perciban nuestras manos. Ya digo que es algo difícil de explicar con meros términos, pero es tan impactante como llegar a sentir que estamos rajando el hielo con las cuchillas de nuestros patines o notar el cambio de la lluvia al granizo. Astro’s saca todo el partido posible del mando y hay cientos de momentos únicos en los que nos llevaremos las manos a la cabeza alucinando con lo que un simple mando nos puede llegar a hacer sentir. Los gatillos son otro componente esencial en esta revolución. Para que lo entendáis, tanto el L2 como el R2 variarán su resistencia en función de la actividad que estemos llevando a cabo. Al cargar una flecha se pondrán duros y notaremos la dureza del arco al ponerse en tensión. Si en cambio estamos con una ametralladora disparando, la resistencia del gatillo dará pequeños traqueteos al compás del retroceso de los disparos. Una completa chaladura que es mejor sintáis en vivo para comprenderlo. Una Nintendonada que cambia la manera de jugar para siempre y que tomará como referencia tanto Nintendo como Microsoft. Por supuesto no es algo nuevo del todo, y es que Nintendo ya se ha movido por estos terrenos con muchos de sus mandos (¿qué no ha propuesto Nintendo a estas alturas ya?) pero la manera en la que Sony ha consumado este mando es tan definitivo que marcará un antes y un después en la industria. Este mando es, literalmente, un vendeconsolas. Impactante. Asombroso. Imposible de explicar con palabras.

Al igual que hizo Sony en su día recomiendo jugar a Astro’s sin auriculares. De esa manera podremos ver el nuevo sonido del mando que acompañado al del televisor y a la vibración del mando nos ayudará a conseguir una completa inmersión.

Homenaje a Play Station

 Astro’s Playroom golpea en el corazón de todo aquel que lleva años en el universo Play Station. Lleno de Easter Eggs, coleccionables, recuerdos y guiños, el juego hace un perfecto recorrido a toda la historia de la consola, pasando desde mandos, accesorios y consolas hasta videojuegos icónicos y multitud de sorpresas que no contaré para no arruinaros la sorpresa.

Los que como yo tuvieron la oportunidad de empezar con Play Station desde el inicio, tendrán un golpe de nostalgia en todo el pecho que nos removerá por completo. Incluido un final totalmente impredecible.

 Especial mención a la posibilidad de manipular y observar en detenimiento cada consola y accesorio de todas las entregas de Play Station en las que podremos girar y ver a pleno detalle los distintos aparatos.

Conclusión

Esto lejos queda de ser una especie de Demo 1. Esto es un señor juego que merece ser respetado tanto como al mejor Triple A. Astro’s Playroom es toda una muestra de la generación tan espectacular que tiene por delante Sony, y es que si hacen bien su trabajo e implementan todas las nuevas posibilidades en cada una de las entregas futuras, estaremos hablando de una consola que marcará una época. Gracias al videojuego gratuito de Asobi Team todos los poseedores de una Play Station 5 van a poder vivir en primera persona todas las bondades de las que Marc Cerny hablaba. Esto es solo el comienzo, pero vaya comienzo. Astro’s llega para convertirse en uno de los referentes de la marca. No dudéis en jugarlo, pues detrás de su aspecto infantil, este juego es un homenaje a Sony y en parte a toda la industria del videojuego.

A %d blogueros les gusta esto: