El 2 de diciembre, Hwang regresa en SOULCALIBUR VI
30/11/2020
Análisis Sackboy: Una aventura a lo grande
30/11/2020

Cuando me dispuse a jugar por primera vez a este WRC9 se me vino a la cabeza la última vez que jugué a una versión completa de esta saga y sinceramente, ha llovido bastante. En concreto no jugaba al juego oficial de WRC desde las 2 primeras entregas de Evolution Studios en PS2. Probé varias demos durante el periodo que Milestone desarrollaba la franquicia y no me gustó mucho lo que caté. En esta ocasión Kylotonn son los responsables de sacarle partido a la licencia oficial de la WRC y lo hacen con muy buen nivel. La versión jugada corresponde a Xbox Series X y tiene ciertas mejoras exclusivas de la versión next-gen como son tiempos de carga reducidos y ciertos efectos gráficos bastante resultones. Me hubiera gustado jugarlo con volante pero no fue el caso, gracias al acuerdo con Fanatec los volantes de esta marca seguro están muy bien implementados. Por otro lado me comunican que no todos los volantes son compatibles por el momento ( Logitech G920 en concreto ) aunque la desarrolladora ya está trabajando para ampliar la compatibilidad de estos periféricos.

El modo estrella de este WRC9 es el modo carrera, un modo donde se puede desarrollar tu trayectoria como piloto desde la WRC junior hasta la categoría reina. Dentro de este modo podrás configurar el calendario de la temporada a tu gusto y donde los únicos eventos obligatorios serán las pruebas de rally oficiales. Se nos muestra un calendario donde podremos escoger entre realizar entrenamientos, hacer pruebas de constructor, extremas, históricas o simplemente realizar jornadas de descanso para nuestro equipo. Disponemos de un equipo compuesto por mecánicos, agentes, ingenieros, meteorólogos, fisioterapeutas y asesores financieros. No todos estarán disponibles desde el principio, pero podremos ir sumándolos a nuestro equipo según vayamos obteniendo experiencia.

Esta experiencia es fundamental para ir mejorando todos los aspectos de nuestra escudería. Como si fuera un RPG tendremos un árbol con 4 ramas donde ir mejorando el rendimiento, habilidad y diferentes facetas de nuestro equipo. Según obtenemos experiencia iremos adquiriendo puntos de habilidad para ir desbloqueando diferentes mejoras dentro de estas ramas. Al final de cada temporada tendremos ofertas de diferentes constructores para incorporarnos a sus escuderías e ir subiendo de categoría dentro del WRC. Se trata de un modo muy divertido, lleno de opciones y que te mantendrá enganchado temporada tras temporada. Además del modo carrera también tendremos modo partida rápida, entrenamiento, desafíos y el típico modo online. Hay una serie de eventos online diarios, semanales y especiales para tener siempre algún reto en mente.

La jugabilidad del juego es una buena mezcla simulador-arcade altamente configurable, por lo que puede gustar tanto a puristas que prefieran jugar con las mínimas ayudas posibles como a jugadores más inexpertos que necesiten alguna ayudita extra. El juego por defecto tiene un buen nivel de exigencia, recomendable para aquellos que tengan ya alguna experiencia previa con este tipo de juegos. Además de las ayudas hay un nivel de dificultad que afecta a los tiempos requeridos para ganar, por lo que esto tampoco debe ser un obstáculo para jugadores noveles o no tan hábiles. Destacar la implementación de la meteorología dinámica, es uno de los grandes aciertos de esta entrega. En ocasiones empezaremos las carreras con un sol radiante y veremos como a medida que transcurre la carrera puede empezar a llover a mares, por lo que resulta crucial la elección de neumáticos.

Los coches responden realmente bien a nuestras órdenes y según jugamos nos daremos cuenta que si en algún momento salimos de la calzada o tenemos algún accidente espectacular ( demasiado espectacular en ocasiones… ) será en mayor medida por pasarnos con el acelerador, frenar tarde o simplemente ser demasiado osados. Las físicas acompañan muy bien aunque el sistema de colisiones podría mejorar bastante. Hay veces que tras un pequeño impacto podemos llegar a poner el coche a 2 ruedas y según nuestra pericia, podremos regresar el coche a suelo firme y seguir casi como si no hubiera pasado nada. Hay detalles muy buenos, el problema es cuando en algunos choques veamos como nuestro coche empieza a volar o girar de manera desproporcionada. No ocurre siempre pero seguro que lo veremos alguna que otra vez.

Gráficamente el juego luce realmente bien, los coches tienen un modelado bien conseguido  aunque lo que realmente destaca son los paisajes. Veremos estampas espectaculares de los países que iremos visitando, con una distancia de dibujado realmente alta y paisajes muy detallados. Estos además irán variando en función de las condiciones climatológicas y de la hora en la que transcurra la prueba. Los efectos de lluvia, nieve, niebla, reflejos de sol o polvo están muy bien realizados y consiguen añadir un punto extra de belleza al entorno. Un pequeño “pero”: los reflejos del agua en la calzada. Si bien las intenciones son buenas, el resultado conseguido no es totalmente convincente y podría estar bastante mejor ejecutado. El apartado sonoro del juego está a un gran nivel, tanto por el sonido del coche y los diferentes efectos de frenado, derrape, etc… como por la narración del copiloto. Es muy natural y práctica, ayudándonos bastante a predecir el trazado que estemos corriendo.

En definitiva WRC9 se trata de un juego de conducción notable, le falta un punto extra para llegar a ser sobresaliente, pero es realmente divertido y consigue hacerte volver una y otra vez a la carretera. No disfruté WRC8 y no puedo valorar su similitud con la entrega anterior, hay quien dice es demasiado continuista, pero si como yo no lo jugaste y quieres un juego de verdad de rallies, bien planteado y adictivo, no deberías dejar pasar esta entrega.

PROS

  • El modo carrera es muy completo y divertido
  • Gráficamente luce muy bien, paisajes especialmente bien recreados
  • Alta configuración del manejo del coche para todos los gustos

CONTRAS

  • Aunque las físicas están bien, hay ciertas inconsistencias en las colisiones
  • Se echan de menos algunos coches míticos en las pruebas históricas
  • La duda sobre si te puede merecer la pena si ya tienes WRC8
A %d blogueros les gusta esto: