Los juegos más esperados para XBOX en 2020
08/01/2020
¡GamingUniverse te necesita!
08/01/2020

Cuando la compañía Dontnod Entertainment anunció Life is Strange 2 la alegría fue mayúscula. Tras los impecables Remember Me y en especial Life is Strange, las expectativas puestas en este juego se desbordaron. Más de un año después del lanzamiento del primer episodio, la historia de la segunda entrega de la franquicia llega a su fin con el quinto y último episodio que salió a la venta a la vez que el juego completo en formato físico.

¿Ha estado a la altura que se le esperaba esta segunda entrega?

La historia de Max y Chloe caló muy hondo en Life is Strange y su posterior precuela, Life is Strange: Before the Storm. Una de las aventuras gráficas más impactantes que yo recuerdo tanto a nivel narrativo como emocional, una lección de cómo ser adolescente, padre, hijo y compañero de clase. Una lección de cómo ser persona. Una carga de valores abrumadora que persiste en Life is Strange 2.

Aquí contaremos como principales protagonistas a Sean y Daniel, dos hermanos de 16 y 9 años respectivamente que se verán envueltos en un trágico accidente que les obligará a tomar la decisión de huir de Seattle. Rumbo a México, vulnerables y con la policía acechándoles, la aventura inicia muy potente.

Entre todo lo que comparte este LiS 2 con sus predecesores hay un factor determinante, y es que volvemos a contar con unos poderes sobrenaturales que ya desde el inicio de la historia se hacen presentes. No vamos a entrar en detalles, pero al igual que le ocurría a Max, tener súper poderes traerá responsabilidades, una gran exigencia y problemas, muchos problemas para Sean y Daniel. Claro está, esto hará muy fuerte el vínculo entre los dos hermanos.

Mientras que en Life is Strange se potenciaba mucho más el valor de la amistad, aquí se prioriza la familia e incluso la religión. La aventura, durante los cinco episodios, nos permitirá ver a un Sean que va tomando la forma de figura paterna en ese intento de proteger a su hermano pequeño a la vez que él mismo vela por su seguridad en un mundo peligroso que no va a tener piedad de ellos dos.

En el apartado técnico no existe una gran evolución. Gráficamente lo que más destaca es la distancia de dibujado, muchísimo más marcada en esta entrega, así como el estilo cartoon que tiene un aspecto más fotorrealista. De hecho, el estilo es un híbrido entre cartoon e imagen real.

La fórmula jugable es prácticamente la misma, unos escenarios semiabiertos en los que interaccionar con objetos y personas. La historia, aunque algo irregular por momentos, tiene sentido y va cerrando las incógnitas a medida que se cierran los capítulos. Si bien roza la ciencia ficción, su esquema de base trata las relaciones sociales y eso es algo de agradecer entre tanta linealidad argumental en la industria.

Al contrario que en la primera entrega, aquí la acción se expande hacia límites muchísimo más grandes y eso condiciona mucho el empaque de la historia. Personajes que aparecen y desaparecen (consecuencia de ser un viaje que no cesa), lugares que dejamos atrás rápidamente y la sensación de poca profundidad en algunos tramos son el peaje a pagar. Life is Strange te encandilaba por esa ciudad, esos personajes y esos lugares con los que tenías que convivir. Esa cercanía desaparece en LiS 2.

Posiblemente eso haga de este un videojuego que no alcanza las cotas de calidad logradas en el pasado. Es frustrante tener que lanzar el lazo hacia atrás para darle sentido a este análisis, pero Life is Strange es tan sumamente conmovedor y brillante que su legado pesa más que las huellas que Sean y Daniel van a dejar durante todo el viaje.

Sin embargo, la historia de Sean y Daniel es de las que marcan. Primero porque todos hemos sentido alguna vez la necesidad de cuidar de otra persona, y segundo porque Dontnod sabe cómo encontrar el plano perfecto, la canción idónea y las palabras exactas para conmover con lo que pretenden contar.

Hay capítulos como el cuarto que pegan un bajón en duración y calidad, pero el quinto y último episodio cierra todas las ventanas abiertas y te mete un golpe seco en el pecho del que todavía estoy reponiéndome. Mención especial a un guiño durante el capítulo que nos dejará con la boca abierta.

Hay hasta 7 finales. Pensaba que el que me había tocado a mí era el genérico, pero una vez visionados los otros 6 he alucinado con el impacto que realmente va a tener en el desenlace final la toma de decisiones durante toda la partida. Yo elegí tomar el camino más transgresor, sin darme cuenta de que eso estaba desencadenando una bola de nieve que fue creciendo y creciendo hasta terminar en un final inevitable.

Conclusión

Las decisiones desde el primer capítulo serán determinantes. No voy a entrar en más detalles. Os contaría las decenas de momentos inolvidables que he vivido, escenas impactantes que compartiría gustosamente, pero este es uno de esos juegos reservados para los paladares más finos. No os preguntéis qué poderes hay en el juego, hacia dónde van nuestros personajes o qué ocurrirá. Simplemente entrad en el universo y compartid el viaje con los dos hermanos. Sin lugar a dudas otra historia impactante y que nadie debería perderse.

La historia de Max y Chloe da paso a la de Sean y Daniel. Dontnod vuelve a hacerlo y consigue cargar el crochet perfecto para hundirnos el pecho con una historia impactante.

A %d blogueros les gusta esto: