Análisis de The Last of Us Part II Remastered

Arrancan las votaciones para los Premios DeVuego 2023 otorgados por la base de datos del videojuego español
12/01/2024
TopSpin 2K25, el nuevo simulador de tenis, presenta su primer teaser tráiler
17/01/2024

The Last of Us Part II Remastered es la remasterización de la aclamada secuela de una de las marcas más recientes del estudio Naughty Dog, la cual adapta esta segunda entrega publicada para PlayStation 4 en junio de 2020 a las funciones y resoluciones de PlayStation 5 además de incluir unos extras bastante interesantes donde los niveles perdidos o el roguelike Sin Retorno son los más destacados.

Antes de revisar todo lo que ofrece esta nueva edición del segundo juego de The Last of Us, vamos a responder ya mismo a la pregunta del millón.

¿The Last of Us Part II Remastered merece la pena?

Más allá del debate que pueda existir sobre si era necesario remasterizar un juego que ya funciona perfectamente en una PS5 y que aún se siente actual a los mandos, mi respuesta es sí por dos factores: los fans de The Last of Us seguramente quieran tener a mano los extras de esta remasterización y es muy probable que esta nueva edición sea ideal para aquellas personas que han descubierto el juego creado por Naughty Dog gracias a la serie de HBO protagonizada por Pedro Pascal y Bella Ramsey. Si ya tenéis la versión de PS4, podéis seguir con ella sin ningún tipo de problema o, si os pica la curiosidad, pagar 10€ en PlayStation Store para conseguir la versión digital de esta remasterización.

Dicho esto, me gustaría comenzar centrándome en la historia y en la posible confusión que puedan crear esos Lost Levels que se han incluido en esta edición para PS5, cosa que me pasó al inicio de preparar esta review. La trepidante y agobiante aventura protagonizada por Ellie y Abby está intacta. No se ha cambiado nada. Incluso existe la posibilidad de importar nuestra partida guardada de la versión de PS4 para continuar con ella o revisitar todos los niveles del juego completado. Pero en esa selección de capítulos no están incluidos dichos niveles perdidos, sino que están metidos dentro de la sección «Cómo se hizo». Y ya que pudieron formar parte de la épica historia de The Last of Us Parte II, me parece correcto hablar sobre ellos en este mismo párrafo. Durante el desarrollo de esta segunda entrega, Naughty Dog descartó tres niveles: uno está centrado en los momentos previos a la emotiva y a la vez que polémica fiesta de Jackson, otro muestra una sección descartada de las alcantarillas de Seattle y el último enseña cómo fue aquella lucha contra un jabalí que Ellie mencionó en su diario durante los últimos compases de la aventura. Con un vídeo introductorio de Neil Druckmann explicando por qué no se incluyeron en el juego y con la posibilidad de escuchar al equipo de desarrollo (recomendable activar subtítulos ya que es audio en Inglés) gracias a unos bocadillos luminosos repartidos por estos escenarios, esta remasterización de The Last of Us Parte II permite jugar a estos niveles tal y como se quedaron: sin el detalle gráfico aplicado al 100%, a veces sin diálogos, sin todas las animaciones, mecánicas sin pulir… Y es un contenido que lo considero buenísimo, pues al fin y al cabo son pequeñas charlas sobre desarrollo de videojuegos, algo que posiblemente llegue a interesar incluso al jugador menos habituado a informarse sobre el funcionamiento de esta industria. Ligado con estos niveles descartados, Naughty Dog confirmó hace unos días la existencia del documental Grounded II: Making The Last of Us II con un tráiler que también se puede ver en la sección «Entre bastidores» del apartado de extras incluido en esta edición. Aún no se sabe cuándo saldrá la versión completa, pero parece que el documental se incluirá en The Last of Us Part II Remastered a través de actualización gratuita.

En lo que respecta a la jugabilidad del juego, este The Last of Us Part II Remastered ha servido para recordar el gameplay tan sensacional que tiene esta segunda entrega de The Last of Us y donde las características tanto de PS5 como las de su mando DualSense aportan nuevas sensaciones a la hora de afrontar los numerosos encuentros de ese mundo post-apocalíptico. Al gran número de opciones de accesibilidad que se incluyeron en la versión original de PS4 se suman el resto de posibilidades que ofrece PlayStation 5, ya sea la ayuda mediante la vibración del mando o la lectura de todo lo que aparece en pantalla. Aunque no se ha comprobado, se intuye que también se habrá añadido el soporte verificado para el PlayStation Access, el mando accesible que lanzó al mercado PlayStation en el pasado mes de diciembre.

Si en algo ha generado polémica esta remasterización es en relación a un apartado gráfico considerado fácilmente como uno de los techos de la generación pasada y que en esta nueva edición, más allá del monitor o televisor que se utilice para jugar a este The Last of Us Part II Remastered, no se observan grandes diferencias respecto a la versión de PlayStation 4. Aún así, los jugadores contarán con opciones gráficas de rendimiento y calidad para disfrutar de The Last of Us Parte II con la calidad audiovisual que ellos prefieran.

Sin Retorno: el roguelike de The Last of Us Parte II

El verdadero atractivo de este The Last of Us Part II Remastered es el añadido de un modo roguelike en el que habrá que superar una serie de encuentros para enfrentarse a determinados jefes finales y donde se podrán usar algunos personajes de la historia de The Last of Us Parte II disponibles en este modo de juego. Contenido que se podría considerar como una moda reciente dentro de PlayStation tras la llegada de Valhalla a God of War: Ragnarok y que, sinceramente, hay que reconocer que ambos les han salido bastante buenos y divertidos.

En Sin Retorno se selecciona a un personaje de los diez que se irán desbloqueando a lo largo de esta experiencia, se selecciona una dificultad (mismos niveles que en la historia) y con ello la partida comenzará en un escondite. Dicho lugar servirá primero para seleccionar los encuentros repartidos en 6 fases, incluido también el enfrentamiento contra el jefe final. Superado cualquiera de esos encuentros, siempre volveréis al escondite para recoger las recompensas ganadas y utilizarlas para mejorar armas, comprar diferentes elementos en la armería o ir mejorando las habilidades del personaje. La elección de cada encuentro se llevará a cabo dependiendo de las recompensas, el tipo de enfrentamiento o incluso la facción enemiga (Infectados, Seráfitas, Lobos…). En caso de morir en estos enfrentamientos, tocará empezar de nuevo. Pero si la suerte está de vuestro lado y llegáis a derrotar al duro jefe final de la partida, desbloquearéis un nuevo jefe final que se mantendrá en los siguientes intentos hasta que lo derrotéis.

Al igual que en la historia principal, la jugabilidad de estos encuentros de Sin Retorno se centra en la recogida de suministros y la fabricación de diferentes objetos para sobrevivir ante los numerosos ataques enemigos. Funciona exactamente de la misma manera y los pequeños escenarios están preparados para ello otorgando incluso zonas de poca visibilidad o sigilo para ir administrando las oleadas o fabricar los objetos según la situación. Aún así, al menos entre la dificultad media y las más altas, nunca será fácil. Más teniendo en cuenta que los encuentros pueden variar entre Asalto (oleadas de enemigos con descansos entre medias), Captura (llegar hasta una caja fuerte llena de suministros y custodiada por los enemigos), Cacería o Resistencia (ambos enfocados en sobrevivir durante unos minutos con o sin aliados), sumado a eso las diferentes facciones a las que hay que enfrentar.

Los personajes controlables en Sin Retorno van más allá de representar ambos bandos de la historia, pues cada uno de ellos tendrá unas determinadas habilidades, bonificaciones y herramientas que permitirán a los jugadores experimentar cada partida de forma diferente. Ellie es el personaje más equilibrado, pero podemos encontrar otros estilos de juego: Dina es especialista en la fabricación de artilugios y bombas, Joel y Tommy ya tienen armas totalmente personalizadas pero no pueden equivar los ataques de los enemigos, o el personaje de Yara siempre va acompañado de un Lev (por motivos evidentes de la trama) que aportará muchísimo a la hora de atacar a la facción rival.

Aprovechando el último ejemplo del párrafo anterior, a medida que vayamos jugando más partidas se irán añadiendo nuevos elementos a la jugabilidad de estos encuentros y tener al lado a un aliado de vez en cuando es una de las novedosas mecánicas que se irán desbloqueando a lo largo de Sin Retorno. También aparecerán unos contenedores denominados objetos de eliminación, en los cuales se tendrán que depositar los objetos fabricados indicados para conseguir nuevas recetas de fabricación o mejores armas de cara a las siguientes fases. Luego están las maniobras, una serie de pequeños desafíos in-game (matar 3 enemigos con disparo a la cabeza, por ejemplo) que otorgan salud, munición o monedas del roguelike como recompensa por superarlos. Pero lo más interesante de esta serie de nuevas mecánicas desbloqueables son los modificadores, ya que cambiarán totalmente la forma de jugar los encuentros a través de filtros del Modo Foto (sepia, blanco y negro…) o parámetros tanto positivos como negativos para nuestro personaje (enemigos invisibles, bonificación de daño por salud baja, modo Espejo, lluvia de molotovs…), creando en ocasiones unas partidas bastante agobiantes debido a la malvada mezcla de algunos de estos modificadores.

Superadas las cinco fases de encuentros, toca luchar contra el jefe final de la partida. Como he comentado antes, derrotar a un jefe final supone desbloquear uno nuevo para siguientes partidas. En total hay 6 jefes finales a los que derrotar a lo largo de Sin Retorno y enfrentarse a ellos es algo que irá sucediendo en orden. Eliminados todos, se desbloqueará la posibilidad de que aparezcan de forma aleatoria en nuevas partidas. Centrándome en dicha batalla final, estos enemigos especiales suelen tener una barra de salud única o dividida en varias partes. Para dificultar aún más el último encuentro de la partida, estos jefes estarán acompañados de sus esbirros, así que siempre tocará dar vueltas por los escenarios esquivando a todo el mundo y dañando a este enemigo final lo máximo que se pueda.

Tras varias partidas a este roguelike tengo que decir que la experiencia ha sido muy buena, sobre todo porque este Sin Retorno es una interesante forma de aprovechar el fantástico combate de The Last of Us Parte II, algo que los jugadores llevarán a niveles insospechados y que probablemente veamos mediante clips virales publicados en internet. En caso de que el selector de dificultad no consiga darle al usuario la experiencia que busca, también existe la posibilidad de crear una partida personalizada dentro de Sin Retorno, pudiendo elegir los enemigos, los jefes finales, modificadores activados o desactivados y otra serie de configuraciones para disfrutar de este modo como uno realmente quiera. A eso se le suman las partidas diarias, un apartado enfocado especialmente en clasificaciones globales donde todos los jugadores del mundo tendrán 24 horas para participar en una partida configurada con un personaje y jefe final aleatorios además de los diferentes encuentros que haya durante las fases. Toda esta experiencia irá acompañada de diferentes desafíos que permitirán ir desbloqueando a todos los personajes, ropas y aspectos para sus armas, y las diferentes mecánicas que he comentado a lo largo de esta sección del análisis. Algunos de estos desbloqueos requieren haber superado gran parte de los niveles o haber terminado al completo el juego principal. Da la sensación incluso de que podrían añadir nuevos contenidos para este modo de juego a través de futuras actualizaciones.

Los extras de The Last of Us Part II Remastered

Al fin y al cabo, esta remasterización también sirve para ofrecerle nuevos contenidos, vídeos o sorpresas a los fans de The Last of Us y es algo que vamos a revisar en el último apartado de este análisis.

Una de las sorpresas que seguramente gustará a muchos de los seguidores de The Last of Us Parte II es tener un modo de juego en el que tocar la guitarra con la sorprendente mecánica que se sacó de la manga Naughty Dog utilizando el panel táctil del DualShock 4 de PlayStation 4. De hecho, es algo que parece estar preparado para compartir clips en los que Ellie, Joel, o el mismísimo Gustavo Santaolalla toquen alguna canción bonita o cualquier cosa de cachondeo. Completar el juego o incluso a jugar a Sin Retorno otorgará una serie de puntos que permitirá a los jugadores desbloquear cosas dentro de estos extras. Aquí, se podrán desbloquear diferentes guitarras que van desde un banjo, una guitarra de nailon o una guitarra de jazz entre otros. A eso se le suman opciones como cambiar el fondo de la escena y aplicarle algunos filtros de imagen, e incluso utilizar diferentes pedales de efectos (primavera, invierno, venganza…) para que la canción suene con otro tipo de tonos.

Relacionado con la historia, se pueden encontrar un par de cosas. Los jugadores podrán empezar una nueva partida activando el modo Carrera, el cual está centrado en superar el juego en plan speedrun y los tiempos se podrán comprobar dentro de este mismo apartado. Similar a lo visto con los Lost Levels, también se puede jugar la campaña principal activando los comentarios del equipo tanto durante los niveles como en las secuencias, pudiendo escuchar tanto a Neil Druckmann, a otros tabajadores de Naughty Dog e incluso a los actores (Troy Baker, Ashley Jhonson…) comentar cosas sobre la creación de esta segunda parte.

Hablando de la creación de esta secuela de The Last of Us, dentro de «Cómo se hizo» los fans podrán encontrar más cosas además de los niveles descartados durante el desarrollo. Podrán desbloquear artes conceptuales, modelados tanto de los enemigos como de los personajes de la historia o revisar en la sección «Entre bastidores» cosas tan interesantes como el primer teaser del juego publicado en 2016, el ya mencionado anuncio de Grounded II: Making The Last of Us II o varios capítulos del podcast oficial de The Last of Us Parte II (los cuales también están en Inglés).

El análisis ha sido posible gracias al código review facilitado por PlayStation

Santiago Sánchez
Santiago Sánchez
Creador del canal sobre videojuegos Tukunime. Redactor y gestor de contenido en GamingUniverse. ¡Lo importante es disfrutar de los videojuegos!

Deja un comentario