Análisis de American Arcadia

Análisis de Metal: Hellsinger
06/12/2023
PlayStation™Store recibe nuevas ofertas en grandes títulos por ‘The Game Awards’
07/12/2023

Out of the Blue Games sorprendió a todo el mundo con su curioso Call of the Sea, una aventura gráfica en primera persona que se inspiraba mucho en juegos como Myst, y que además contaba con un argumento profundo y un apartado artístico de matrícula. He de decir que valoro muchas de las cosas que hizo el título, pero la verdad es que no terminé de conectar con él y, para mí, la experiencia no fue del todo satisfactoria. Se me quedó una espinita clavada, porque era un lanzamiento al que le tenía muchísimas ganas y en el que había un gran trabajo detrás.

Ahora, tres años después, los madrileños han decidido sorprendernos con su nueva obra: American Arcadia, un trabajo que, en esta ocasión, se inspira directamente en un referente del cine como es El Show de Truman, aprovechando para darle una vuelta en términos jugables, ya que se trata de una aventura que fusiona secuencias de plataformas en 2D y en tercera persona, junto con niveles con rompecabezas que deberemos resolver en primera persona. Todo esto, además, con la seña de identidad marca de la casa en lo que a dirección de arte y gráficos se refiere. Dicho esto, veamos qué es lo que ofrece esta aventura.

En American Arcadia tomaremos el control de Trevor, un contable cerca de sus 30 años que vive una tranquila vida en Arcadia, una ciudad retro futurista que visiblemente se ha quedado estancada en una estética de los 70, ya no solo en su arquitectura o diseño, sino también en las formas de vestir y los peinados. Sin embargo, mientras vive una pacífica vida repleta de rutina, pronto se dará cuenta de que algo no va bien al descubrir que forma parte de una ciudad que se utiliza para grabar un programa de televisión que se retransmite de forma constante. Esta verdad es revelada por Ángela, una empleada (que vive en el mundo exterior) de la productora que realiza el programa. Ella será la que, de una forma muy original, contactará con Trevor para guiarlo y ayudarlo a escapar de Arcadia.

Lo cierto es que la historia del juego es tremendamente original y está muy bien escrita. Más allá de algunos guiños muy puntuales a la cultura popular, juega bien con la idea de El Show de Truman y la hace suya para ganar en personalidad. Es un guion fantástico con unos personajes realmente entrañables y con una gran personalidad, lo que consigue que les cojamos muchísimo cariño más pronto que tarde.

Además, su uso del humor está muy bien medido, dando lugar a una historia que sabe cuándo tiene que ser seria y cuándo más suave. Eso no quita, sin embargo, que quizás sea algo larga, ya que perfectamente se podrían haber recortado un par de horas del final que, aunque justificables en el planteamiento del argumento, se antojan algo más oníricas de lo necesario, rompiendo un poco con todo el ritmo que ha establecido el juego hasta el momento. Aun así, estamos delante de un guion muy original que, sin duda alguna, es el punto fuerte de la aventura.

Donde el juego de Out of the Blue pretende sorprender todavía más es en su faceta jugable, y es que esta intercala dos perspectivas distintas: la tercera persona de Trevor y la primera persona de Ángela. En tercera persona haremos frente a secciones de puro plataformeo y puzles muy ligeritos que implicarán que tengamos que mover cosas por el escenario para poder acceder a diferentes lugares, u otras secciones en las que habrá puzles generales que podremos sortear con nuestra habilidad saltando. En primera persona, en cambio, haremos frente a rompecabezas puros y duros que tendremos que resolver para poder ayudar a Trevor a escapar de Arcadia. La chicha la encontramos cuando vemos que en las secciones de Trevor también podemos ayudar haciendo uso de las cámaras de vigilancia, las cuales Ángela hackeará para poder activar diferentes elementos del escenario, como puertas, escaleras mecánicas o ascensores.

American Arcadia se siente como un juego fresco y diferente en lo jugable, y gracias a su historia justifica realmente bien ese uso de dos perspectivas tan diferentes. Además, se trata de una jugabilidad con muy buen ritmo, que nunca para y que siempre te mantiene a los mandos en todo momento. Por destacar algo, quizás señalar que algunas secciones de plataformas requieren de movimientos muy preciosos y controlados, pero más allá de eso, todo está muy bien medido.

Lo mismo se puede decir de los puzles, y es que están genialmente diseñados. Los del tramo final son más enrevesados y puede que les tengamos que dar más vueltas para poder resolverlos, pero en líneas generales se trata de rompecabezas muy originales y que no son para nada frustrantes, una mejora muy marcada respecto a lo visto en Call of the Sea.

En cuanto a lo técnico, American Arcadia respira personalidad por todos los costados. Out of the Blue mantiene su característica dirección artística y la plasma en una combinación de los años 70 para Trevor y del 2023 para Ángela (cabe destacar que este período, además, tiene algunos toques ligeramente futuristas). La combinación funciona a la perfección, y el uso del low poly para todos los modelados es fantástico y le queda realmente bien a la aventura. En general, se trata de un título realmente agradable visualmente.

La única pega que he encontrado es que las cinemáticas tienen una fuerte compresión, y a veces da la sensación de que se están reproduciendo a menos de 1080p. Por otro lado, también me he encontrado con varios tirones de fotogramas y un par de bugs que me impedían avanzar en la historia al no cargar las acciones o los escenarios correctamente, pero esto se solucionó rápidamente cargando el punto de control más reciente.

Su banda sonora cumple con creces con una gran cantidad de melodías muy variadas, pero para mí, donde más destaca es, sin duda alguna, en su reparto de voces. Aunque lamentablemente solo tiene doblaje al inglés, este es buenísimo. Todos los actores hacen un trabajo impecable a la hora de dar personalidad a sus personajes, algo que les da todavía más profundidad en la trama.

Y respecto a su duración, a nosotros nos ha durado unas 8 horas, pero si queréis sacar todos sus logros, puede alargarse a las 10. Como decía al principio, personalmente le hubiera quitado un par de horitas al tramo final, que quizás se puede sentir algo alargado y onírico, pero dejando de lado eso, la verdad es que estamos delante de un juego redondo que vuelve a demostrar el gran talento nacional con el que contamos.

Este análisis ha sido realizado en base a la versión de Steam.

Deja un comentario